Blog

Aromaterapia el poder de los Aromas

La Aromaterapia se basa en el uso terapéutico de los aromas puros de las plantas.  para un tratamiento natural y es además un complemento importante para ayudar a restablecer el equilibrio y armonía.

La Aromaterapia tiene el poder para ayudarnos a restablecer nuestro equilibrio y armonía. Relaja, elimina el stress, estimula y alivia dolores y molestias corporales.

¿Cómo es posible que el aroma de una planta sea tan beneficioso para el Ser humano?

Las plantas contienen un sinfín de propiedades medicinales. Los aceites esenciales son el extracto puro de cada planta, un concentrado de propiedades que provocan estímulos en nosotros y los convierten en una gran fuente de bienestar.

Se reconoce que la Aromaterapia moderna tuvo su origen gracias al francés (químico en cosméticos) René Maurice Gattefosse, quien inventó el término a principios de este siglo y dedicó varios años al estudio de las propiedades de los diferentes aromas.

Gattefosse encontró que después de oler por algún tiempo el aroma de cierta vegetación, el paciente manifestaba un cambio positivo en su organismo, esto se traduce a que con tan solo percibir en el ambiente el aroma de cierta fragancia, los malestares o aflicciones desaparecían.

En la antigüedad, los egipcios hace 40 siglos A.C. hacían preparados con aceites esenciales que se utilizaban en medicina, cosmética, baños, y para armonizar los templos. Además iniciaron el arte de extraer las esencias de las plantas calentándolas en recipientes de arcilla, y más tarde fueron los alquimistas griegos quienes, conservando la fragancia y las propiedades curativas, inventaron la destilación para obtener aceites

La forma en que actualmente se practica la aromaterapia es a través de aceites, geles, popurries, extractos y demás, encontrando en el mercado toda clase de productos para ésta función, desde corporales hasta ambientales.

¿Cuales son las propiedades de los aceites esenciales?

Árbol de Té: antes que existieran los antibióticos este aceite esencial era la esperanza para tratar infecciones y hongos. Excelente para el acné e infecciones en la piel.

Canela: es afrodisíaco y estimulante mental.

Cardamom: está recomendado también para clarificar la mente y estimular el apetito

Clavo de olor: agotamiento mental para dejar de fumar.

Enebro: actúa sobre los planos mentales, emocionales y físico, alivia situaciones de confusión y cansancio.

Eucalipto: actúa en el aparato respiratorio, es descongestivo.

Geranio: antidepresivo, relajante y para restaurar y estabilizar emociones.

Jengibre: dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.

Lavanda: es un sedante muy efectivo, se utiliza en problemas de insomnio. Ayuda a balancear estados emocionales como histerias depresiones, calma, relaja. Este es uno de los aceites esenciales más usados en el mundo.

Hierba Luisa / Lemongrass: se usa en la fatiga mental, es un estimulante mental.

Limón: estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante.

Mandarina: calmante y sedante, brinda alegría.

Menta: estimula el cerebro y ayuda a despejar los pensamientos.

Naranja: es antidepresivo y restaura elevando el espíritu.

Romero: estimula la memoria, la claridad mental y los procesos creativos, es un protector psíquico y un estimulante físico.

Sándalo: propiedades sensuales, meditación, aquieta los pensamientos, es ansiolítico y antidepresivo.

Tomillo: antiséptico de vías respiratorias y antitusivo. Es tónico y energizante en el nivel físico, mental y emocional, mejora la memoria.

Ylang-Ylang: antidepresivo y sedante, actúa sobre dificultades sexuales, por stress y ansiedad, es utilizado en estados de tensión nerviosa, insomnio e hiperactividad.

¿Cómo es posible utilizar los Aceites esenciales?

Masajes: Diluidos en un aceite portador.

Baños de inmersión: Se agregan 10 ó 12 gotas diluidas en una cucharada de leche en polvo, de crema de leche, de algas micro estalladas o de champú neutro, dentro de una bañera llena de agua y se toma el baño inmediatamente. Se logran efectos relajantes, energizantes, terapéuticos y se favorece la suavidad de la piel.

Inhalación: Se agrega 1 gota de aceite esencial por cada 10 cm3 de agua caliente y se hace una inhalación durante 1 a 3 minutos.

Colgantes y vasijas: La porosidad del material con que están hechas estas piezas permite que el aceite penetre, y por ello transmiten permanentemente el aroma natural. Se le agregan de 7 a 8 gotas.

Difusor de aromaterapia: Se agrega agua al cuenco y 3 a 5 gotas de aceite esencial. El calor de la vela va vaporizando el agua con los aceites esenciales en el aire, logrando la aromatización del ambiente.

Nebulización: Se coloca una gota de la fórmula prescrita en 10 cm. de suero fisiológico.

Ingestión: Se coloca una gota de la fórmula prescrita en una cucharadita de miel o crema de leche.

Contraindicaciones
Los aceites utilizados correctamente para aromaterapia no producen ningún efecto desagradable ni contraindicaciones, de todos modos debemos tener en cuenta:

  • No ingerirlos
  • No exceder la cantidad de gotas ni el tiempo de uso.
  • No utilizar en el embarazo: albahaca, alcanfor, mejorana, mirra, clavo de olor, hisopo, enebro, cedro, salvia, romero.
  • No poner en contacto directo con la piel: canela, clavo de olor, bergamota, canela, enebro, jengibre, limón, menta, pino, tomillo.
  • No usar en caso de epilepsia: romero salvia. ·
  • No dejar ninguna esencia al alcance de los niños.
  • No tomar sol después de usar sobre la piel: bergamota, pomelo, naranja, limón, cedrón, angélica.

Conoce nuestra variedad de Aceites Esenciales 100% Puros. Visita nuestro catálogo en línea.