Aromaterapia

Aromaterapia para el Embarazo

Lic. Adrián Tucci*

El embarazo es el momento mágico de estar gestando una vida nueva. Aunque las mujeres actuales continúan con sus tareas cotidianas, es más que una necesidad dedicar un tiempo para el bienestar, la relajación y para estar consigo misma.

Así como existen abundantes consejos para el cuidado del cuerpo, sería oportuno insistir en la atmósfera emocional que necesita el ser en formación que absorbe de su madre no sólo los nutrientes sino también sus estados de ánimo.
Nada mejor que la aromaterapia para lograr benéficos efectos en todos los planos.

Los aceites esenciales que esta disciplina utiliza son sustancias naturales provenientes de flores, hojas, tallos y raíces de las plantas. Son livianos y volátiles y pueden ser usados de diversas maneras en el hornillo, en el baño, en un aceite para masaje, etc.
Si se tienen en cuenta las indicaciones es posible recurrir a ellos durante todo el período de gestación.

Los aromas producen una modificación instantánea de nuestros estados de ánimo porque el bulbo olfativo está directamente en contacto con las células nerviosas del cerebro.
Frente a un desequilibrio emocional es posible recuperarnos colocando unas gotas de aceites esenciales en un pañuelo y oliéndolo en forma persistente o bien esparciéndolos en el ambiente con un hornillo.

PARA LAS DISTINTAS ETAPAS DEL EMBARAZO:

Durante los nueve meses se pueden utilizar todos los aceites esenciales en el hornillo, sin ningún tipo de riesgo.

* PARA LOS PRIMEROS 4 MESES:
bergamota, pomelo, limón, naranja, melisa, menta, sándalo.

Baño para relajarse y tranquilizarse:
con 3 gotas de sándalo y 3 gotas de melisa.

Baño refrescante:
con 5 gotas de menta.

Para las náuseas:
oler aceite esencial de menta en un pañuelo o poner 6 gotas en el hornillo. Tomar té de hojas de menta.

Masaje:
Sólo hombros y cuello.

Relajante:
1 cucharada de aceite de almendra con 2 gotas de sándalo, de melisa o de bergamota.

Reanimador:
con 2 gotas de menta y 2 gotas de limón.

* DEL 5º AL 7º MES:
Agregar a la lista anterior:
benjuí, cajeput, ciprés, eucaliptus, incienso, geranio, jazmín, lemongrass, azahar, niauli, pachuli, petit grain, palmarrosa, tea tree, vetiver, ilang-ilang.

Masajes en los hombros, cuello, rostro, cabeza, brazos, manos, piernas, pies.
Relajante:

en una cucharada de aceite de almendras:
3 gotas de azahar y 3 gotas de jazmín.
Otro: 2 gotas de sándalo, 2 gotas de incienso, 1 gota de ilang-ilang.

Estimulante, reconstituyente:
3 gotas de eucaliptus,3 gotas de tea tree.
Otro: 3 gotas de geranio, 3 gotas de naranja.

Para el dolor de espalda:
en aceite de almendras mezclar 3 gotas de cajeput con 3 gotas de niauli. Masajear.

Cistitis:
Masajear el pubis con una mezcla con 6 gotas de sándalo. O aplicar una compresa embebida en agua tibia a la que se agregaron 6 gotas de sándalo.

Piernas y tobillos hinchados por retención de líquido:
Compresas frías con agua a la que se mezclaron 6 gotas de ciprés.

Para prevenir las estrías:
Mezcla de aceite de almendras con 3 gotas de incienso y 3 gotas de limón. Masajear las piernas y los costados del abdomen.

* DESPUÉS DE LOS 7 MESES:
Agregar a las listas anteriores:
dosis bajas de manzanilla, salvia esclarea, lavanda, rosa, romero.

ADVERTENCIAS:
Algunos aceites esenciales son emenagogos, es decir que inducen a la menstruación, por lo que deberían ser evitados al comienzo del embarazo: albahaca, alcanfor, cedro, hisopo, mejorana, mirra, romero, salvia y salvia esclarea. Manzanilla y lavanda son emenagogos leves.
Guíese por sus preferencias, no se obligue a usar aromas que le desagradan.
Utilice menos cantidad de aceites que lo que se aconseja para otros usos.

Después de aplicarse en la cara o el cuerpo aceites esenciales cítricos ( limón, pomelo, naranja, mandarina, azahar y
petit grain
) no se exponga al sol, pueden manchar la piel.

Los antiguos llamaban a los aceites esenciales “el espíritu sutil de las plantas”, razón por la cual producen los más sutiles efectos inundándonos de energía vital y evocando recuerdos e imágenes agradables.
Nada más oportuno que conectarse con ellos en esta época tan maravillosa como es la gestación.


* DIRECTOR DEL INSTITUTO ARGENTINO DE TERAPIAS NATURALES