Se obtienen por destilación al vapor de hierbas, flores, frutos, maderas y resinas. Los antiguos alquimistas los llamaban el “alma de las plantas”, contienen sus propiedades esenciales y su único aroma. Sus magníficas propiedades pueden obtenerse brindando un masaje, colocando unas gotitas en el agua de la bañera, mediante vaporización, a través de compresas, etc. La eficacia y rapidez de los tratamientos de aromaterapia dependen de la pureza y calidad de los aceites esenciales.

Mostrando 1–12 de 20 resultados