MENTA Mentha piperita

Gracias a su alto contenido natural en mentol se usa para refrescar la piel y es efectiva en productos cutáneos vigorizantes, como las lociones para los pies y las cremas para después del sol. Se puede añadir al baño para tonificar y estimular la piel, pero no hay que emplear más de un par de gotas, de lo contrario la piel notaría fría hasta el agua más caliente. Tiene efectos calmantes para piernas cansadas e hinchadas. Va bien para enjuagues gingibales, champúes anticaspa y contra pruritos de diverso origen.

Un ambiente aromatizado con menta estimula el sistema nervioso y favorece la concentración, se aconseja para despejar la mente y estimular la productividad (los japoneses la pulverizan en el ambiente dentro de la fábricas, puesto que ha quedado probado que mejora la producción). También aumenta la resistencia frente a factores ambientales, mantiene alejados a moscas y mosquitos.

Tiene gran cantidad de efectos beneficiosos para la salud

Alivia los pies cansados o doloridos si se friccionan con este diluido en alcohol, o echándolo en un baños de agua con sal.

Precauciones: Debido a su alto contenido en mentol, el aceite no se recomienda su aplicación en pieles de bebés o niños de menos de dos años.

Limpiar
Categoría: